domingo, 6 de junio de 2010

Fusión!

Estas grandes setas irlandesas van a caducar mañana. A la sartén, con mucho ajo y aceite!

Hmmm... Quizás vayan bien con los fideos Udón que tengo por aquí. Veamos: primero el pollo, de eso no tengo, luego las verduras, luego la salsa, finalmente los fideos.

Para la salsa vamos a empezar con un poco de soja, que esto necesita sal.

Para que haya algo de verdura, vengan unas espinacas frescas, que ricas.

Y pasta de curry verde, que nunca me falla, más este resto de napolitana que quedaba, que da consistencia a la salsa.

Ya parece bastante hecho todo, añado un poco más de soja y allá va el udon! Qué empaquetado tan cojonudo se marcan estos japoneses, y que buena pinta, me parece que los he robado por ese precio.

Un rato más con el fuego apagado para que se fusione bien...


Fusión irlandesa-española-japonesa-tailandesa-italiana. Qué rico ha salido, qué suerte tengo de que nos conozcamos todos.

Otro día veremos como fusionar el horseradish ese.

3 comentarios:

El Puli dijo...

¡Joder, tío! ¡Lo que hace el hambre! Jaja.

gatopeich dijo...

Pues sí, olvidé mencionar el ingrediente infalible: el hambre.
Se ha de contar con él siempre que se experimenta, de otro modo el resultado puede ser catastrófico!

Jakapaka dijo...

¡Artista!