domingo, 15 de agosto de 2010

El intento de la monarquía conservadora de paralizar las reformas importantes.

Improvisada y liberal traducción de la versión inglesa de Wikipedia, cuyo estilo narrativo me resulta más interesante:

La Revolución Francesa (1789-1799) consistió en un periodo de extrema agitación social y política en Francia y Europa. La monarquía absolutista que había gobernado Francia durante siglos se derrumbó en tres años. La sociedad francesa acometió una transformación épica mientras los privilegios feudales, aristocráticos y religiosos se evaporaban bajo el asalto continuado de grupos políticos liberales y de las masas en las calles. Las hasta entonces prevalentes ideas de jerarquía y tradición sucumbieron ante los nuevos principios ilustrados de ciudadanía y derechos inalienables.

Archivo:Prise de la Bastille.jpg

La Revolución Francesa comenzó con la convocatoria de los Estados Generales en mayo de 1789. El mismo año fue testigo en junio de como los miembros del Tercer Estado proclamaban el "Juramento del Juego de Pelota", del asalto a la Bastilla en julio, de la "Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano" en agosto, y una marcha épica sobre Versalles que obligó a la corte real a trasladarse a París en octubre. Los años que siguieron fueron dominados por tensiones entre varias asambleas liberales y el intento de la monarquía conservadora de paralizar las reformas importantes. Se proclamó la república en septiembre de 1792 y el rey Luis XVI fue ejecutado al año siguiente.

Una obra de arte en muchos aspectos...

Se diría que la monarquía conservadora de hoy día está toda 'trabajando' en el 'sector financiero', y asentada en los 'grandes partidos'.
¿No va siendo ya hora de repetirlo? Molaría participar en algo tan épico...

2 comentarios:

El Puli dijo...

Esas cosas aquí no pasan, ¿no ves que "hemos" ganado el mundial?

gatopeich dijo...

Si señor Pulido, enhorabuena por cierto!