jueves, 8 de abril de 2010

Hmmm, aquí hay alguien a quien le mola prohibir cosas a los demás...

Bajo las prohibiciones la pegatina naranja reza "Le estamos grabando por su seguridad". Vaya, me siento mucho más seguro, qué alivio!

Sigamos renunciando a la libertad de manera implícita pero voluntaria. Así, pequeña libertad por pequeña libertad, una a una. Al final no nos quedará ni la de pensar que no somos libres. Tampoco iba a ser la primera vez en la historia :-).

* * *

Dicho sea de paso: adiós, España! Pastos más verdes me esperan. Volveré, claro, por placer... Si aún me dejan!

4 comentarios:

El Puli dijo...

¿A dónde te vas, picha?

gatopeich dijo...

Ha ocurrido tan deprisa que aún no lo he contado a tantos como debería. Pues voy a Dublín. Miré entre las ciudades europeas más atractivas para vivir, eché CVs y solo me respondieron de allí. Resulta que hay mucho curro de "embedded systems" en particular, y de tecnología en general porque dicen que Irlanda es un paraíso fiscal para las multinacionales. En menos de un mes de búsqueda me ofrecieron un curro 'que no podía rechazar' en una empresita de sistemas de control de redes eléctricas adquirida por una multinacional que la está sobredimensionando. Uno de los mejores métodos de cargarse una empresa; pero el trabajo que me ofrecen es honrado e interesante, el ambiente tiene buena pinta, y ya estaba harto de mal-trabajar en España.
Suerte a los que os quedáis!

El Puli dijo...

Bueno, pues espero que sea para bien. ¿No ha ido bien entonces la aventura autónoma?

gatopeich dijo...

La verdad es que la aventura de currar como autónomo ha sido muy buena. Solo que no le he visto continuidad: podría seguir fabricando las cámaras a mano y sobrevivir con ello; pero eso no es mi plan de negocio, y no lograba proyectos nuevos. Así que me empezó a apetecer darme un voltio internacional, y aquí estoy un mes más tarde. Otra cosa no; pero tú sabes lo que yo tengo ;-)...